Los mejores mercadillos navideños de Europa

16 Noviembre 2015

No hay época más mágica que la Navidad.

Y para prepararnos antes de su llegada, las ciudades se engalanan con sus encantadores mercadillos navideños.

Y a nosotros, que nos entra la vena entrañable de comprar y decorar pues dónde mejor que en estos paraísos llenos de puestecillos, luces y árboles dónde degustar productos típicos y comprar más de un detalle.

Vamos a conocer los más bonitos y encantadores que tenemos en Europa.

El de Munich se celebra en la Plaza Central y cuenta con más de 150 casetas de madera. Todos los días hay música en vivo y tiene un árbol de Navidad de casi 30 metros. Otros de los atractivos de la ciudad es la feria de pesebres que se encuentra a pocos pasos de la Plaza Marienplatz en el que están expuestos muchos tipos de belenes.

En Viena hay muchos mercados navideños, casi un mercadillo por barrio y todos distintos. El mercadillo principal está  frente al Ayuntamiento con un árbol gigante y más de ciento cuarenta puestos de madera donde se puede comprar de todo: dulces, golosinas, regalos… Además de pasear y disfrutar con la magia del lugar en este mercadillo se organizan también actividades para los más pequeños: paseos en poni, talleres para cocinar pastas o hacer velas de Navidad.

En Praga los dos mercadillos más importantes están en la Plaza de la Ciudad Vieja  que es dónde se coloca el árbol de Navidad más grande y en la Plaza de Wenceslao. Otros dos mercadillos más pequeños se encuentran en Havel y en la Plaza de la República. Los cuatros mercadillos se encuentran a poca distancia los unos de los otros. Los mercadillos de Navidad de Praga consisten en casetas de madera que venden productos de artesanía checa, alimentos calientes (salchichas y especialidades locales) y bebidas como el vino caliente con especias. Hay también artículos de vidrio, juguetes de madera, velas aromáticas, joyería hecha a mano, tazas de cerámica, títeres o árboles de Navidad.

Berlín está lleno de mercadillos de Navidad, ofrece más de 50 mercadillos y muchos otros eventos culturales, también se puede disfrutar viendo las luces y árboles de Navidad, el paisaje invernal de la Postdamer Platz o dando paseos en carruaje por las calles de la ciudad decorada con motivo de las fiestas.

El mayor Mercadillo de Navidad en la capital alemana es el de Spandau , en la periferia occidental de Berlin donde más de 250 casetas de madera (400 los fines de semanas) esperan a los visitantes con sus productos.

En el casco antiguo encontramos un belén con animales vivos y un histórico mercado de artesanía con actividades de manualidades para los más pequeños.

Salzburgo es la ciudad de Mozart y de la música, ciudad de arte con un precioso casco antiguo lleno de monumentos y museos. El programa cultural de la época navideña en Salzburgo se complementa con una gran variedad de exposiciones de belenes y de arte navideño. El año concluye con un sinfín de acontecimientos entre los que cabe destacar los numerosos Conciertos de Fin de Año que se celebran en la Gran Casa del Festival, el Landestheater de Salzburgo, la Fortaleza Hohensalzburg y el Castillo de Mirabell.

El mercadillo navideño del Niño Jesús de Salzburgo está situado entre la Domplatz y la Residenzplatz en un entorno mágico dominado por la catedral barroca de Salzburgo y al fondo, en lo alto, la imponente fortaleza de Hohensalzburg. Está compuesto por casi 100 casetas, algunas de ellas son de comida y bebida. La tradición y la atmósfera del mercadillo crean un ambiente ideal para comenzar la temporada de Navidad. Además cada sábado el Christkind y sus 4 ángeles visitan el mercado y saludan a sus visitantes repartiendo el tradicional pan de jengibre a los niños, mientras  los Coros inundan el mercado de villancicos.

Otro a las afueras de la ciudad, pero con un encanto especial es el situado en los Jardines del Palacio de Hellbrunn, donde los más pequeños podrán disfrutar cocinando las típicas galletas,  escuchando cuentos ó paseando por el zoo infantil de mascotas. Sin olvidar, que pueden pasear en trineo tirado por renos. Es un sitio mágico, ubicado junto a un gran bosque adornados con miles de bolas rojas. Cuenta con un calendario de adviento gigante y la entrada al mercado se hace por un camino flanqueado por antorchas.

En Bruselas, durante el período de Navidad se organiza el evento de “Plaisirs d’Hiver” que además del famoso mercadillo de Navidad, cuenta con su pueblo de navidad, la gran noria y muchas otras atracciones. Un mercadillo que incluye aproximadamente 230 comerciantes en 2,5 km y que se ha consolidado como uno de los más originales de Europa. El impresionante abeto, el magnífico espectáculos de luces y sonidos de la Grand Place, el increíble videomapping en la fachada de la iglesia de Sainte Cathérine, el desfile de Navidad… son sólo algunas de sus atracciones, porque no hay que olvidar los grandes clásicos: la gran noria, los tiovivos ó la pista de hielo.

Entre los mercados de Alsacia más hermosos está el de Estrasburgo, el más antiguo de toda Francia, que data de 1570 y que recientemente ha sido elegido el Mejor Mercado de Navidad de Europa en 2014. El Mercado de Navidad se compone de 300 casetas de madera repartidas por varias plazas del centro de la ciudad, en particular, plaza Broglie y plaza de la Catedral. Ofrecen originales regalos y objetos tradicionales para decorar su árbol de Navidad y sus belenes. También podrán disfrutar con las diferentes espcecialidades: golosinas, vino caliente, buñuelos y el “Bredle” las pastas típicas de Navidad.

Éstos son sólo algunos de los muchos mercadillos Navideños Europeos porque no hay que olvidar que en cualquier ciudad que se precie encontraremos la típica estampa Navideña de mercadillos, árboles, Belenes y con un encanto especial si encima se cubren de blanca nieve.

Deja un comentario


Suscríbete

Recibe nuestras ofertas, descuentos y novedades directamente en tu correo electrónico.