MENU

Cuenca. Un lugar de ensueño para descubrir

Pequeña, de fácil acceso y con preciosos rincones mágicos por descubrir. Así es Cuenca, una ciudad manchega conocida por su carácter medieval, su deliciosa gastronomía, y sus parajes naturales. ¿Te animas a conocerla? En el artículo de hoy, vamos a contarte lo más destacado de este lugar, los sitios donde puedes disfrutar de platos suculentos, y los lugares que no debes perderte. Cuenca es uno de nuestros sitios preferidos, y además, tenemos ofertas que seguro te encantarán. 

Te recomendamos que vayas cómodo, escoge unas buenas zapatillas deportivas porque vas a pasear y caminar mucho por calles con cuestas, adoquines, pero que te ofrecerán vistas maravillosas. Toma nota, y empieza a pensar en realizar una escapada este otoño. 

¿Qué sitios no debes perderte de Cuenca?

  • Las Casas Colgadas. Auténtico símbolo de la ciudad. Si por algo se conoce este emblemático lugar es por esta arquitectura que puedes visitar. Las Casas del Rey que incluye un Museo de Arte Abstracto Español, y la Casa de la Sirena, son visitas obligadas si te escapas a Cuenca. 
  • La plaza Mayor. Un punto de encuentro para tomarte un aperitivo, descansar, y aprovechar para degustar unas deliciosas tapas. Esta zona se encuentra en la parte alta de la ciudad, y es muy transitada, y aconsejable la visita en ella. 
  • Los rascacielos del barrio de San Martín. Nada que ver con los rascacielos de Benidorm, son un conjunto de viviendas que parece que emerjan de la montaña. Un paisaje curioso, natural y muy popular. 
  • El nacimiento del río Cuervo. Una zona de relax, calma y mucha paz. Existe una parte habilitada para dejar el coche, y poder comer allí. Tras ella comienza una recorrido donde escucharás los manantiales, podrás visionar las pozas, y el nacimiento del río. Un rincón para los amantes de la naturaleza que no debes perderte. 
  • El Puente de San Pablo. Muy conocido, y recomendable para los más valientes. Está construido en hierro y madera y en él se pueden observar panorámicas maravillosas de la ciudad, y las vistas más destacadas de las Casas Colgantes. 
  • La Ciudad Encantada y el Ventano del Diablo. Este último es una especie de mirador que se encuentra antes de llegar a la Ciudad Encantada, y que te recomendamos porque las vistas que tiene a la sierra de Cuenca y a la hoz del río Júcar son inigualables. Este paraje es ideal para toda la familia. La acción del agua ha ido esculpiendo las rocas en forma de animales, y objetos muy curiosos que sorprenderán a mayores y pequeños. Una visita que dejará huella en los turistas más exigentes por la originalidad de lo que habita en este lugar. 
  • Los túneles de la Calle Alfonso VVIII. Este recorrido es espectacular ya que puedes vislumbrar el casco antiguo de Cuenca, y se ha habilitado e iluminado para que todos los visitantes puedan disfrutar de este recorrido. 
  • El Convento de San Pablo. Situado en un paraje natural de excelsa belleza, está compuesto por una estructura gótica y decoración de carácter renacentista. 

 

No te olvidas de probar en Cuenca...

Existen platos típicos que no puedes perderte: el Alajú, un delicioso pastel de origen árabe con miel y almendras, el Ajorriero, también denominado Atascaburras, un plato contundente especialmente para tomar en invierno, y donde destaca el bacalao. El Resolí es una bebida indispensable para toda comida que se precie en Cuenca, es un licor de origen musulmán con base de café, coñac y anís. 

Cuenca es una ciudad que te seducirá por su historia, sus calles empedradas, sus parajes naturales y sus vistas. Como curiosidad, las piedras que se ven en la Ciudad Encantada tienen 90 millones de años. Si quieres descubrirla, no te pierdas nuestras ofertas y promociones. Ponte en contacto con nosotros, y te ayudaremos a elegir la escapada más adecuada para ti. 

Suscríbete para estar al tanto de todas las novedades

Suscribirme

Uso de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para información estadística y mejorar tu navegación. Para continuar navegando debes aceptar nuestra política de cookies.

Aceptar Rechazar